Fútbol y autoridad para seguir solo en lo más alto

Carácter de equipazo. Confianza de puntero. Nivel de superioridad. Excelencia de plantel. Y autoridad de campeón. River pisó firme en La Plata y se llevó un triunfo ante Estudiantes que lo acerca un poco más al título en la Superliga.

En la previa se señalaba este choque como el más complicado de la recta final. Sin embargo, El Más Grande se hizo fuerte en todas sus líneas y cuando tuvo que sacar ventaja lo hizo. 2-0 con goles de los de arriba; primero Borré para abrir el partido en el primer tiempo, y después Suárez, en el complemento para confirmar una victoria que pudo haber sido más abultada.

El Pincha inquietó al comienzo pero terminó rendido ante el mejor equipo, no solo del fútbol argentino, sino que de América. Un conjunto que se adapta y reinventa todo el tiempo. Un equipo que da gusto ver jugar. Un equipo que tiene todo.

Para ser campeón…hoy hay que ganar, se canta y se pide. Hoy se ganó. Cada vez falta menos. River sigue dependiendo de River, y eso es lo más valioso.

Noticias relacionadas