River supo recuperarse ante Nacional pero terminó perdiendo por penales

Tras un partido vibrante en el que mostró errores y virtudes y terminó igualando 4-4, el Más Grande cayó en los penales ante el Bolso en el Campus de Maldonado. La Copa Desafío de Campeones de América quedó para los uruguayos.

Fue más que un típico partido de pretemporada. La actuación del Millonario en lo que fue el primer encuentro del 2020 mostró en niveles altos lo mejor y lo peor que puede tener este River. El equipo de Gallardo saltó a la cancha con un once inicial en el que se destacó la inclusión de Juanfer Quintero, la aparición de Cristian Ferreira entre los volantes y la dupla Scocco-Borré en la delantera.

En el primer tiempo hubo de todo. Con un conjunto charrúa picante en 3/4 de cancha y un River un tanto dubitativo, en la primera que tuvieron los de Gustavo Munúa sacaron diferencia. Tras una gran jugada de izquierda a derecha en la que pasaron de largo Paulo Díaz, Enzo Pérez y Pinola, Ocampo tiró cruzado y venció la resistencia de Armani. A los 13′, el defensor chileno metió un codazo fuera del área pero el árbitro vio la falta adentro. Por eso, un minuto después el argentino Bergessio cambió por gol.

Más allá de tener un Quintero impreciso, el Millo acusó el golpe y fue en busca del descuento, que llegó a los 25′ por medio de Nacho Fernández que empezaba a mostrarse activo en todo el frente de ataque de los de Napoleón. Pero el envión anímico se cortó diez minutos más tarde. Pinola tiró corta una pelota saliendo del área, Juanfer tardó en darse cuenta que iba para él y Nacional aprovechó y Trasante estiró la ventaja para el Bolso.

En el complemento, el campeón uruguayo metió once cambios. Sí, once. Y el Millo seis. Ingresaron Rojas, Martínez Quarta, Angileri, De La Cruz, Pratto y Suárez, y salieron Díaz, Pinola, Ferreira, Quintero, Borré y Scocco. Con el correr de los minutos el protagonismo ofensivo era cada vez más intenso por parte de la Banda que tenía a un Nicolás De La Cruz encendido y a un Matías Suárez que ganaba todo por la punta derecha. A los 22′, llegó el descuento del Más Grande con un penal de De La Cruz. Pero otra vez la alegría le duró poco a los del Muñeco porque a los 35′, tras una errática salida del ingresado Ponzio, Vecino se metió en el área y puso el 4-2.

Cuando parecía que la Banda tenía golpe de knock out, los del Muñeco sacaron a relucir una de sus mejores virtudes y volvieron a recuperarse. Con paciencia, precisión y convencimiento en la forma de jugar al fútbol, el Millo siguió generando en el campo rival. A los 34′, otra vez De La Cruz, de tiro libre, gritó su gol y puso el 4-3. Y cuatro minutos después, Suárez habilitó a Nacho Fernández, y el “cerebro” de River tocó potente al gol para empatar las acciones en el Campus de Maldonado.

Así como pasó con el fútbol femenino en el partido previo, la Copa Desafío de Campeones de América se definió por penales, pero esta vez los de Núñez corrieron con peor suerte. El Millonario cayó 4-3 en los tiros desde los doce pasos (fallaron Pratto y Martínez Quarta) y el Bolso terminó festejando ante sus hinchas.

Más allá de haber mostrado distracciones y falencias defensivas que no deberían volver a repetirse, el saldo que dejó el amistoso ante Nacional termina siendo positivo. River volvió a demostrar muchas de sus cualidades que lo mantienen como uno de los mejores equipos del continente hace varios años y demostró que está para seguir consiguiendo cosas importantes en este 2020.

Noticias relacionadas