Con las defensas altas

Maidana: Luego de haber perdido su lugar volvió a ser titular y fue una garantía para el equipo.

Cuando River estaba sumergido en esa crisis futbolística no funcionaba la generación de juego, los delanteros no la metían y algo muy preocupante era que cada vez que lo atacaban seriamente le convertían debido a la fragilidad del sistema defensivo. Sin embargo eso quedó atrás, ya que junto con la remontada del juego y el funcionamiento apareció también una seguridad interesante en el arco propio: de los últimos 7 encuentros, contando Superliga; Copa Libertadores y Supercopa Argentina, solo le marcaron dos goles, Belgrano y Defensa y Justicia, uno cada uno.

No hay dudas que el principal responsable de este candado es y ha sido Franco Armani, quien con tremendas e importantes atajadas dijo presente una y otra vez, aunque también hay que destacar la mejoría de los volantes y de los defensores, quienes entendieron cómo retroceder, cómo marcar y cómo presionar.

Estos son los últimos partidos en los que El Más Grande mantuvo el arco en cero: Patronato, Boca, Independiente Santa Fe, Racing y Rosario Central. Otro dato a remarcar es que de estos siete partidos mencionados los de Gallardo ganaron seis e igualaron solo uno (0-0 con los colombianos por la Libertadores).

Noticias relacionadas