River sigue pisando firme y subiendo escalones

En la escalera de la Superliga River pudo, en el último tiempo, empezar a pisar firme y subir escalones, tal es así que dejó de estar estancado y se metió en la disputa por entrar a las copas 2019. Entonces, bajo ese operativo escalada, debía ganarle a Rosario Central en el Monumental. Y lo hizo con un trabajoso pero merecido 2-0, siendo siempre protagonista y dueño del partido.

Tanto en el primer como en el segundo tiempo mostró buenas intenciones, rotación, posesión de la pelota, marca y presión, pero no lograba estar fino en el pase final y en los últimos metros. A los 36 minutos de la etapa inicial estuvo cerca de abrir el marcador cuando el arquero canalla le sacó un buen remate a Ignacio Fernández, quien pisó el área y sacudió. El Más Grande se fue al vestuario en cero.

En el complemento llegó con un tiro cruzado de Marcelo Saracchi, quien luego de una proyección al ataque cruzó el zurdazo que salió cerca del segundo palo. Minutos después apareció, como viene haciéndolo desde que arribó al club, Franco Armani, el hombre del momento. Hasta ahí el conjunto visitante no generaba peligro, sin embargo en una jugada aislada el 1 millonario sacó un cabezazo complicado que pudo haber sido el 0-1.

Justamente el arquero fue quien inició a los 29 minutos la jugada del primer gol: se la dio rápido a Camilo Mayada, éste enseguida tocó para Juan Quintero, quien metió un pase exquisito tres dedos para Lucas Pratto, remate y en el medio apareció Rafael Santos Borré para cambiarle el recorrido a la pelota y mandarla al fondo del arco. A los dos minutos del 1-0 llegó el segundo a través de una combinación entre el delantero colombiano y el Oso, centro atrás y definición.

Buenos desempeños de Bruno Zuculini, que mostró marca y buena ubicación, por primera vez se lo notó suelto y bien en la mitad de la cancha; Pratto haciendo el trabajo sucio, jugando, asistiendo y convirtiendo; los dos laterales -Mayada y Saracchi- con buenas proyecciones en ofensiva; y apariciones determinantes de Borré y Quintero.

Trabajoso, vital y necesario triunfo de River. Se hizo esperar, pero llegó. 5 al hilo en la Superliga para meterse en Sudamerica, soñar con la Libertadores y seguir subiendo escalones.

Noticias relacionadas