Histórica derrota de Argentina ante España

La albiceleste sufrió una goleada que plantea varios interrogantes en la previa a la Copa del Mundo. FOTO: Diario Olé.

Con Messi mirando el partido desde el palco, y los exRiver Mascherano e Higuaín como titulares, la selección argentina cayó goleada por 6 a 1 ante la poderosa España en el segundo amistoso de la gira europea. Gabriel Mercado, ex jugador millonario, ingresó en el segundo tiempo. Mientras que Ramiro Funes Morí, otro con pasado en el Más Grande, lo vivió desde el banco de suplentes.

La Argentina de Sampaoli salió al estadio Wanda Metropolitano de Madrid con un 4-3-2-1 conformado con algunos cambios con respecto al once inicial que venció a Italia el sábado pasado. La albiceleste saltó a la cancha con: Romero; Bustos, Otamendi, Rojo, Tagliafico; Meza, Mascherano, Biglia, Lo Celso; Banega e Higuaín.

En el inicio del primer tiempo, el Pipa Higuaín tuvo la primera chance clara del partido pero definió mal cuando quedó mano a mano con Gea. Con el correr de los minutos, España comenzó a hacerse fuerte en lo que mejor saber hacer, tener la pelota. Así, fue complicando a los de Sampa que sufrían el toqueteo de la Roja (esta vez de blanco) y mostraban dificultades para salir desde el fondo ante la presión de los de Lopetegui. A los 12′, Costa marcó el primer gol del partido y en la misma jugada chocó con Romero. Los dos quedaron lesionados. El arquero nacional debió ser reemplazado por Caballero a los 21′.

Con el 1-0 a su favor, el conjunto europeo tomó el total protagonismo haciendo gala de una notable precisión a la hora de trasladar el balón. A los 25′, cuando Argentina ya sufría el partido, Asensio tiró centro para Isco, que rodeado de varios defensores no tuvo inconvenientes en el área, y puso el 2 a 0 ante el desesperado achique de Caballero.

Sobre el final del primer tiempo, cuando parecía que España estaba más cerca del tercero que la albiceleste del descuento, en una jugada de pelota parada aislada, Banega tiró centro para Otamendi, y el jugador del Manchester City puso de cabeza el 1-2 para ponerse nuevamente en partido.

En el complemento, la selección nacional fue en busca del empate y se plantó unos metros más adelante. Sin embargo, la Roja volvió a golpear a los 6′, cuando el mágico Iniesta habilitó a Alcántara que eludió a Caballero, esperó y tocó para Isco que marcó el 3 a 1. Tres minutos más tarde, Alcántara estiró la diferencia y puso el cuarto para los de Lopetegui.

A los 13′, Lautaro Martínez reemplazó a Higuaín y a los 17′, Pablo Pérez ingresó por Banega y Mercado por Bustos. Sin ideas claras, los dirigidos por Sampaoli fueron en busca del descuento pero se encontraron con un rival bien plantado y que terminó ensanchando la herida con dos goles más. A los 28′, tras un saque de puerta de Gea, Aspas tocó ante la salida lejana de Caballero y puso el quinto. Y un minuto después, falló Otamendi en la salida desde el fondo e Isco marcó el 6 a 1, y el tercer gol en su cuenta personal.

En el campo donde juega de local el Atlético Madrid se vio a las claras la diferencia -quizás exagerada- entre un proyecto continuado a largo plazo como lo es el de la selección española, que tiene una idea clara de juego y la lleva a cabo con la función de equipo como estandarte, y la improvisación de la selección argentina que hoy reflejó contundentemente que la dependencia de Messi es total. Rusia está cerca, y Sampaoli, contrarreloj, deberá encontrar el mejor equipo con varios interrogantes por resolver.

Noticias relacionadas