Equilibrio

Desequilibrio: Pity Martínez fue el mejor ante los colombianos. (Foto Prensa River)

En el entretiempo y también con el final de River – Independiente Santa Fe explotó el chat de WhatsApp que tengo con amigos millonarios. “No tenemos recambio”, “Calláte, tenemos un equipazo”, “Falta un delantero más y un volante”, “Pará, hay jugadores que necesitan más tiempo”, “Somos un desastre”. Esos fueron algunos de los comentarios post derrota amistosa, sí, vale aclarar que no fue por los puntos y que se trató de un encuentro de pretemporada como para desdramatizar un poco y no alarmarse más de la cuenta.

Entre todos esos mensajes creo que hay que buscar un equilibrio, ese mismo que tiene que encontrar el equipo para no ser ni el de Jorge Wilsterman ni el de esos minutos fatídicos con Lanús, equilibrio para el cual terminarán siendo importantes ciertos jugadores como Borré, De La Cruz, Rossi, Mora, Larrondo, Casco y Lollo. ¿Por qué ellos? Porque son quienes por un motivo u otro no están al 100% pero que ellos son el recambio que tiene que equilibrar la balanza para un lado o para el otro. Gallardo tiene un gran plantel, con jugadores de experiencia, juventud, categoría y personalidad. Abajo tiene variantes, en el medio también (falta un 5 más) y arriba si bien reforzó con Pratto depende de cómo estén y cómo respondan los mencionados anteriormente para no sufrir en el futuro.

Entonces, pensando en sumar más incorporaciones tiene que venir un volante central que llegue para ser suplente de Ponzio, para compartir la mitad de cancha con él cuando se necesite y al mismo tiempo para ser competencia/potenciar a Rossi. Después habría que traer un mediocampista creativo, cerebral y pensante. Y la duda pasa por un delantero más o no, volviendo a insistir en la reacción y el aporte de los Mora, Borré y Larrondo.

Defensa: Pinola tiene condiciones, pero todavía no terminó de convencer. (Foto Prensa River)

Analizando puesto por puesto, laterales derechos e izquierdos están cubiertos y tienen variantes con Montiel, Moreira, Mayada, Casco y Saracchi, pudiendo algunos ocupar ambos costados. Entre los centrales también Napoleón cuenta con distintas opciones como Maidana, Martínez Quarta, Pinola, Lollo, Barboza y hasta el mismo Montiel. En el medio hay jerarquía y nivel con Enzo Pérez, Ponzio, Nacho Fernández, Rojas y  Pity Martínez, poniendo el ojo en el reemplazo del capitán y prendiendo velas en De La Cruz, por ahora el reemplazante natural del ex Huracán. Y arriba Pratto y Scocco son números puestos, Borré parece ser hoy el primer suplente y atrás vienen Larrondo y Mora.

Otro punto que se tocó en la charla whatsappera fue la poca profundidad del equipo en los últimos tiempos, falencia que se la atribuyo a los bajos rendimientos de Nacho y Pity en la mitad de la cancha, dos jugadores claves; a la falta de un delantero más (lo que hacían Driussi y Alario) y al flojo rendimiento de los laterales. Aunque también me parece preocupante el funcionamiento defensivo, y no solo de los 4 de abajo, sino cómo se retrocede. Sin embargo, soy optimista, y con trabajo, más autocrítica, más refuerzos, más Gallardo…tienen que ajustarse esas cosas.

En conclusión, no hay dudas que River tiene un buen plantel, también es cierto que hay que traer otros jugadores y lo más importante es ver cómo responden esas incógnitas, que en fin serán los que equilibren la situación para un lado o para el otro. Equilibrio, lo que todo grupo necesita, como el de WhatsApp de mis amigos.

Noticias relacionadas