Ahora que sean 2 veces en 2 meses

Grito Monumental: Sánchez hizo el gol que terminó siendo vital para ganar la serie de la Copa Libertadores 2015.

Hace poco fueron dos veces en seis meses. ¡Y qué dos eh! Nunca se olvidarán y nunca nos olvidaremos de aquellas eliminaciones coperas. Ahora, en el arranque del 2018, se vienen otros duelos con ellos, uno cerquita del otro: Primero el superclásico de verano y después la final por la Supercopa Argentina.

Como ya es costumbre y tradición de todos los eneros, el 21, sí esta vez un domingo, Mar del Plata será el escenario del primer River-Boca del año. Desde las 22 horas veremos quién se va más Feliz del José María Minella.

Zurdazo para la historia: Pisculichi abre el pie para poner el 1-0 y sellar el pase a la final de la Sudamericana 2014.

La incógnita que surge es si teniendo en cuenta la cercanía de la reanudación de la Superliga (ante Huracán de visitante siete días después) el Muñeco Gallardo pone titulares o los guarda. Lo ideal sería que ponga todo para ganarles y para que el equipo vaya tomando ritmo de a poco para afrontar de la mejor manera un año lleno de compromisos.

Por acá no pasás: Vangioni y su garra fueron claves en los duelos coperos.

Ya en marzo se viene la final, una instancia decisiva que no nos enfrenta hace mucho tiempo, precisamente desde 1976. El que se imponga levantará una Copa. La batalla cita el miércoles 14 de marzo con horario y sede a confirmar. Si es Córdoba ojalá los hagamos bailar cuarteto y si es Mendoza o San Juan esperemos emborracharnos con vino para festejar.

Sí es cierto que no tienen el peso ni la importancia de aquellos cruces de Sudamericana y Libertadores y que, sea cuál sea el resultado, no dejarán las mismas secuelas, pero ya se palpitan y en la sede que sea, con titulares o suplentes, de día o de noche, que sean dos en dos meses.

Noticias relacionadas