A River le falta

Falta poco para terminar el año. Falta poco para jugar una nueva final de Copa Argentina. Y también falta que el equipo se recupere, tanto futbolística como anímicamente, porque está a la vista que este River de fin de semestre no juega bien, no tiene esa actitud de topodadora que supo tener y no logra sacarse de la cabeza el golpazo de Copa Libertadores.

Ponzio y Gallardo hicieron referencia en enfocarse en la cita con Atlético Tucumán, y sí en eso hay que poner la mira, sin embargo para eso además y para el futuro cercano hay que cambiar el chip, empezar a jugar, a ser sólidos en defensa y eficientes en ataque. Y como dijo el capitán meter y correr en todas las líneas.

Napoleón también habló de “un paso para atrás” aludiendo al supuesto corte de racha negativa ante Unión, en el partido de entresemana. Es que claramente el Millo retrocedió porque volvió a hacer mal las cosas.

Es cierto que ganar la Copa Argentina no tapará el dolor por la eliminación con Lanús, pero también es cierto que este club exige todo el tiempo y que consagrarse en Mendoza es una obligación y significaría una sonrisa y un golpe de confianza para cerrar el 2017.

Eso sí, ganarle a los tucumanos, pero también levantar el nivel individual y grupal, levantar la cabeza, cambiar el chip, traer refuerzos, motivar a ciertos jugadores, apoyarse en los referentes y confiar en Gallardo, el rey del reinventarse…porque el 2018 está a la vuelta de la esquina. Y otra vez, sí, otra vez, y siempre…”yo te quiero millonario, yo te quiero de verdad, quiero la Libertadores”.

Noticias relacionadas