El protagonismo de los actores de reparto

Goleador: Santos Borré saltó desde el banco para darle el triunfo al equipo. (Foto Prensa River).

En el Monumental y ante Unión, de local y ante un rival “ganable”, dos condimentos que en este torneo le costaron mucho a River, tal es así que dejó puntos importantes en el camino en circunstancias similares. Sin embargo, en esa tarde-noche de miércoles 22 de noviembre, sí esa misma en la que Pinola; Ponzio; Gallardo; vos; yo; el vecino y todos queríamos estar jugando otro partido, el equipo del Muñeco cortó una racha de tres caídas consecutivas en la Superliga y volvió a sumar de a 3 jugando en casa.

Paradójicamente los protagonistas principales para empezar a salir de este mal pasar en el torneo doméstico fueron cuatro actores de reparto que venían estando fuera de libreto y con flojas puestas en escena: Casco, algo resistido por la gente y de bajos rendimientos; Santos Borré, que no venía participando; Bologna, el tercer arquero, con todo lo que eso implica en un plantel profesional; y Martínez, el hombre vértigo de la tropa de Napoleón que últimamente se equivoca más de lo que acierta.

Entonces, la fórmula para doblegar a los santafesinos tuvo en el 1-0 una buena intervención de Milton -llegada al fondo y centro preciso- y oportunismo del colombiano para marcar, efectividad del Pity desde los doce pasos para sellar el 2-0 y respuestas seguras de Beto para mantener su arco en cero.
Que esta actuación sea el despegue. Que sirva de envión. Que el domingo que viene se le gane a Newell´s. Que sirva para empezar a brillar en el escenario de la Superliga.

Noticias relacionadas