Ni SÚPER ni LIGA, el mal arranque de River

Mal arranque en la Superliga: 3 victorias, 3 empates y 3 derrotas.

Paradójicamente, llegando a fin de año vamos a poner el foco en los arranques. Por un lado, hace unas semanas que se viene hablando del gran comienzo de los primos en el torneo local, en lo que vale aclarar fueron favorecidos por jugar solo una competencia. Ellos llegaron con puntaje ideal a la fecha 9, sin embargo se quedaron sin el récord de victorias consecutivas en el inicio de un campeonato argentino, privilegio que sigue teniendo River, sí nosotros, con aquel equipo en el que brillaba un tal Ramón Díaz en 1991. Y si de arranques se trata, el del Millo en esta Superliga no es para nada bueno, sobre todo desde los números: el conjunto del Muñeco, lejos de alcanzar esa cifra de principios de los 90, acumula 12 puntos producto de 3 victorias, 3 empates y 3 derrotas.

El Más Grande arrancó esta temporada con la mente puesta en tres frentes. En primer lugar la Copa Libertadores, principal objetivo; y en segundo plano la Copa Argentina y el torneo doméstico. Afortunadamente accedió a instancias finales de los dos primeros, sin embargo, en la lucha de todos los domingos perdió terreno. Es cierto que empezó con el pie derecho, ganando los tres encuentros iniciales, para luego ir desinflándose de a poco, ya que vinieron tres igualdades y misma cantidad de caídas. Es decir que desde los resultados fue de mayor a menor.

Aquí, algunas conclusiones y datos de este mal comienzo:

-Flojo en el Monumental

De 4 partidos en casa River solo ganó 1, ante Banfield 3-1. Después igualó 1-1 con Argentinos, 2-2 con Atlético Tucumán y cayó 2-1 con Boca.

-Puntos de visitante

Lejos de Núñez la situación fue más repartida con triunfos vs. Temperey (1-0) y San Martín de San Juan (3-1); empate en 1 con Tigre y dos derrotas, 4-0 con Talleres y la reciente 1-0 con Independiente.

-Goles a favor

Marcó 12 tantos, con un promedio de 1,3 por partido. De las 9 fechas gritó en todas menos con el Rojo y con Talleres.

-Goles en contra

13 veces fue a buscar la pelota adentro de su arco (promedio de 1,4 por encuentro). Salvo en el debut con Temperley en el resto le convirtieron.

-Clásicos

Perdió los dos disputados, Boca e Independiente.

-Rivales inferiores

Algo que llama la atención, más allá de la poca efectividad en el Monumental, es que dejó puntos ante rivales de los denominados accesibles como Argentinos, Tigre y Atlético Tucumán.

-El arco sin garantías

En este arranque utilizó a los tres arqueros y por ahora ninguno ha mostrado máxima seguridad y confianza.

-Recambio

En líneas generales los suplentes no aprovecharon sus chances cuando Gallardo los mandó a la cancha.

-Apostar a la Copa Libertadores

Algunos pueden o no estar de acuerdo, pero el hecho de enfocarse de lleno en la Copa hizo que en varios partidos el Muñeco disponga de formaciones alternativas. Por ejemplo, ante San Martín en San Juan salió bien y con Atlético Tucumán en River, no.

River termina el año habiendo llegado a semifinales de Libertadores, jugando la final de la Copa Argentina y con un mal arranque en la Superliga. Esperemos que Napoleón acomode las piezas, adorne su arbolito de la mejor manera y terminemos brindando para poder empezar el 2018 de otra manera.

Noticias relacionadas