River empató 2 a 2 con Atlético Tucumán y perdió la chance de acercarse a la punta

CASI UNA DERROTA: El Millonario lo tenía ganado, se durmió y casi lo pierde en el Monumental. FOTO: Prensa River.

En la hermosa tarde de sol del Día de la Madre en el Monumental, River estrenó camiseta suplente, y con un equipo alternativo, desaprovechó la ventaja de dos goles (convirtieron Casco y Borré) que había sacado al comienzo del segundo tiempo y Atlético Tucumán se lo empató. Fue 2 a 2, y pudo ser derrota. De esta manera, los de Gallardo empataron su tercer encuentro consecutivo en la Superliga y dejaron pasar la gran oportunidad de acercarse más a Boca, líder del certamen.

En la etapa inicial, los del Muñeco fueron pura insinuación en los primeros veinte minutos ante el Decano que esperó seguro en el fondo. Un River impreciso tuvo lo mejor en Rojas, el más claro en el juego. Y a un De La Cruz de buenas intenciones pero que resolvía mal cada uno de sus intentos. En defensa el Millo estuvo bien parado en el fondo con línea de cuatro. A los 13’, Borré recibió de espaldas cerca del área chica, se dio vuelta, remató y Lucchetti achicó bien. A los 21’, tras gran jugada de Barbona, Blanco recibió dentro del área, dejó pasar a Montiel y definió mal ante la salida de Batalla. Ambos equipos se repartieron los sustos en el área rival.

En el complemento una ráfaga de fútbol invadió el Monumental, y a los 4’, Casco, encontró un rebote en el área tras un centro del paraguayo Moreira sobre la derecha, y fusiló al arquero del Decano para abrir el marcador. A Nico De La Cruz le empezaron a salir todas las que no se le daban en la etapa inicial, y así los de Gallardo lograban ser profundos en ofensiva. A los 7’, el uruguayo lo habilitó a Auzqui, que ante la salida del Laucha Lucchetti, no fue egoísta y le sirvió el gol a Borré. 2 a 0 y a cobrar. Todo era festejo y la gente se empezó a acordar que ya falta menos para el superclásico y cantó contra Boca. A los 10’, Ricardo Zielinski metió en cancha a Alvarez por Romat y a Heclalar por Núñez, para reforzar y darle aire al ataque tucumano. A los 11’, Palacios casi estira la diferencia con un tiro desde afuera del área que se estrelló en el travesaño, en lo que fue la última generación de peligro de River.

A los 19’, tras una complicación de Montiel y Moreira, la jugada se dilató pero cuando llegó al área, Barboza falló en el despeje y Rodríguez quedó mano a mano para poner el descuento de los de Zielinski. Un minuto más tarde sucedió lo que quizás pudo haber sido la clave del desarrollo final del partido. El Muñeco metió dos cambios (Martínez por De La Cruz y Nacho Fernández por Borré). Con “el diario del lunes” es muy fácil e injusto juzgar las intenciones, pero lo cierto es que luego de la salida del uruguayo el Millonario perdió en generación de juego. El cambio igualmente fue correcto teniendo en cuenta que, como dijo el mismo Gallardo una vez finalizado el partido, De La Cruz no estaba para jugar los noventa minutos. Y además, todos sabemos lo que el Pity puede dar. A partir de allí fue todo del visitante, que se la jugó con tres en el fondo y llegó al empate a los 28’ cuando Barbona dejó solo frente al arco a Blanco y empató el partido. 2 a 2. Batalla que nada pudo hacer, ya había salvado a River un minuto antes de un cabezazo de Cabral que rechazó al córner. A los 31′, Scocco ingresó por Palacios. Los de Napoleón no tuvieron respuesta y hasta casi lo pierden. A los 36’, el “1” Millonario tapó de manera espectacular con el brazo derecho un bombazo de Blanco. Sobre el final, hubo polémica en el área por un penal de Sbuttoni a Rojas que Beligoy no pitó.

River tuvo una tarde-noche ciclotímica. Lo que no había podido conseguir en ofensiva en el primer tiempo, lo consiguió en pocos minutos en el complemento. Y toda la seguridad que mostró en la última línea en los primeros 45’, la desperdició al multiplicar las fallas, flojos relevos y dudas en la segunda parte. Habrá que mejorar para lo que viene. El camino de la Superliga es extenso, pero la Copa Argentina y la Libertadores, no perdonan.

Síntesis del partido:

River (2):
1-Augusto Batalla; 4-Jorge Moreira, 29-Gonzalo Montiel, 5-Alexander Barboza, 20-Milton Casco; 15-Exequiel Palacios, 21-Iván Rossi, 16-Ariel Rojas, 11-Nicolás De la Cruz; 17-Carlos Auzqui y 19-Rafael Borré. DT: Marcelo Gallardo.

Suplentes: 14-Germán Lux, 2-Jonatan Maidana, 22-Javier Pinola, 23-Leonardo Ponzio, 26-Ignacio Fernández, 10-Gonzalo Martínez y 32-Ignacio Scocco.

Atlético Tucumán (2): 1-Cristian Lucchetti; 4-Nicolás Romat, 31-Yonathan Cabral, 6-Franco Sbuttoni, 35-Cristian Villagra; 19-David Barbona, 29-Rodrigo Aliendro, 8-Guillermo Acosta, 10-Gervasio Núñez; 7-Luis Rodríguez y 18-Ismael Blanco. DT: Ricardo Zielinski.

Suplentes:
17-Alejandro Sánchez, 2-Rafael García, 5-Gonzalo Freitas, 11-Favio Álvarez, 22-Alejandro Melo, 16-Hernán Hechalar y 9-Mauricio Affonso.

Goles: 4’ ST Casco (R), 7’ ST Borré (R), 19’ ST Rodríguez (A), 28’ ST Blanco (A)

Amonestados:
18’ PT Cabral (A), 26’ PT Acosta (A), 12’ ST Rodríguez (A), 32’ ST Casco (R), 45′(+4) ST Barbona (A)

Cambios:
10’ ST Alvarez por Romat y Heclalar por Núñez (A), 20’ ST Martínez por De La Cruz y Fernández por Borré (R), 26’ García por Linero (A), 31’ ST Scocco por Palacios (R)

Árbitro: Federico Beligoy

Estadio:
Monumental

Noticias relacionadas