Pensé

En medio del partido le digo a un amigo, “sea cual sea el resultado qué lindo que la revancha es el jueves, ya”. Es que la sensación y la expectativa de jugar Copa Libertadores es única. Con el 0-3 sellado volví a pensar “Jueves, ya”. 

Al rato, sin todavía haber asimilado la derrota, pero sobre todo por cómo fue y por cuántos goles, volví a pensar “¡Jueves!”, cuando escuché a Gallardo en conferencia. Porque River jugó un buen partido y generó chances clarísimas como para marcar, la diferencia estuvo en la eficacia de un y otro equipo. Simple.

Napoleón habló de confianza, de convicción y de pelear la serie en casa. Y pese a la desfavorable situación pensé “Se puede”.

Y al seguir pensando si se puede…pensé: podemos porque tenemos a Maidana y a Ponzio, los gladiadores de las mil batallas; a Enzo Pérez, que la siente y juega como pocos; a un Pity intratable, que pide Selección; a Nacho Fernández y a Rojas, que saben jugar y no se esconden; al Muñeco en el banco, planificando la estrategia de ataque de la misión revancha; y a la gente, que como siempre apoyará y explotará el Monumental.

La duda es quién hace los tantos goles que necesitamos…a confiar en Santos Borré y en Scocco. Sí, a bancarlos, a esperar que aparezcan ahora, que se metan al hincha en su corazón como hizo un tal Lucas Alario hace unos años en Asunción. Y por qué no Auzqui, sí…también, y ni hablar de Poroto Lux, que va a tener que estar atento para dejar el arco en 0, y ni hablar si hay penales. Sí, necesitamos de todos. 

Y cuando me acosté, tarde…pensé “Nosotros alentamos y ustedes pongan huevo, vamos todos unidos, vamos no nos quedemos”. Pensé y pienso que se puede.

Noticias relacionadas