Chau, Lucas

Finalmente Lucas Alario se va de River. Más allá del comunicado del club anoche en el que se expresaba que no podía ejecutarse la cláusula de rescisión por haberse iniciado la temporada, entre otras cosas, el delantero jugará en el Bayer Leverkusen (firmará por cinco años) y al Millonario le entrarán 10.800.000 euros por el 60% del pase, porcentaje que poseen en Núñez.

Será cuestión de esperar si River actuará ante FIFA por el proceder del conjunto alemán, el cual podría recibir sanciones. Sin embargo, el portavoz del Leverkusen, Dirk Mesh, le dijo a la agencia DPA que “estamos actuando conforme a las reglas. Queremos contar con el jugador y el jugador quiere jugar  con nosotros”.

De esta manera, queda evidenciada una vez más cuál era la intención de Alario apenas llegó la oferta desde Europa. A pesar que el Millonario recibirá su monto correspondiente, desde Colón, dueño del restante 40% del pase, negociaron por una cifra inferior a la que le correspondía.

Pésimamente asesorado por su representante, Pedro Aldave, el Pipa se hizo ayer la revisión médica sin la autorización de River. Se va dejando 41 goles en 82 partidos y un montón de grandes recuerdos. La salida podría haber sido otra, más prolija y acorde a un jugador muy querido por los hinchas. Al menos, esta novela se terminó. Una pena.

Federico Muiños

Twitter: @federuvi . Instagram: federubi

Noticias relacionadas