El recambio llegó

En el último tiempo River sufrió la falta de recambio, ya sea por lesiones o bajo nivel y rendimientos de los suplentes. Marcelo Gallardo llegó a decir, ante Racing, que si podía metía siete cambios, sin embargo, suponiendo que el reglamento lo permitiera, no tenía a mano futbolistas de la jerarquía de los titulares que le aporten soluciones. Ahora, con la llegada de los refuerzos y las recuperaciones de algunos lesionados, la situación cambió.

En el arco le sumó competencia a Augusto Batalla con la llegada de Germán Lux y con la recuperación de Enrique Bologna.

En defensa, puntualmente en la zaga central, tiene a un Luciano Lollo que, si bien no es refuerzo parece estar levantando su nivel; el flamante arribo de Javier Pinola, quien en su debut ante Guaraní ya demostró sus cualidades; y Alexander Barboza, que viene de tener un muy buen desempeño en Defensa y Justicia.

En el mediocampo suma a Enzo Pérez, un polifuncional y experimentado jugador. Y en la delantera recuperó a Carlos Auzqui y a Marcelo Larrondo, quien al igual que Lollo, no es un refuerzo pero se considera como tal porque ha mostrado marcadas mejorías en los últimos partidos. Y como si fuera poco, todavía pueden llegar más incorporaciones.

Dentro de este contexto de recambios, las malas noticias son las suspensiones de Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta, y la lesión de Rodrigo Mora.

Ahora todo parece indicar que cuando el Muñeco necesite y mire al costado tiene a mano buen recambio.

Noticias relacionadas