D’Onofrio, enojado

“No pienso salir del hotel para no darle el gusto a los que piensan y dicen que voy al edificio de Conmebol”. Contundente la declaración de Rodolfo D´Onofrio. Es que en el último tiempo muchos señalaron al presidente de River de tener contactos y beneficios en la casa madre del fútbol sudamericano, y esto generó un gran mal estar en la máxima autoridad.

Puntualmente sobre el estallido mediático de hace unas semanas, cuando explotó la noticia de los casos de doping de los futbolistas del club, sostuvo que: “Leí y escuché periodistas poner nombres de jugadores que hace meses no pasan por un control antidoping. Es una barbaridad. Hubo un poco de maldad, no se puede ensuciar porque sí”.

Cerrando el tema de los cortocircuitos, dejó en claro que “hasta que no pida disculpas la dirigencia de Guaraní por lo que dijeron del doping se acabó la camaradería”.

Por otro lado, ya metiéndose de lleno en el mercado de pases, habló sobre la posible llegada de Leonel Vangioni: “Fui claro con el tema, depende de él y si logra su salida del Milan”. Y reconoció que a River le interesa el juvenil uruguayo Nicolás De La Cruz, pero que su arribo a Núñez depende del Liverpool y de las negociaciones con Europa.

Noticias relacionadas